12 horas 31 minutos y 25º en la clasificación

Voy a intentar hacer una crónica de lo que ayer viví aunque hacer una crónica de lo que uno vive en primera persona nunca puede ser objetiva ni tenida en cuenta. Probablemente ni fue tan emocionante ni tan meritorio como recuerdo lo sucedido pero voy a intentar describirlo.

La carrera fue como la esperaba, lenta de salida porque los primeros 15 kilómetros no eran para de mis características. Subí lento y llegue arriba en el kilómetro 12 disfrutando de Elche y de la carrera, sin ir adelante pero tampoco demasiado atrás. El siguiente tramo era mi fuerte y lo explote al máximo. Empecé a correr, a explotar los kilómetros de pistas anchas y llanas hasta el kilómetro 40. Sin darme cuenta llegué a posicionarme cuarto, siendo consciente de que ese ritmo era insostenible para mí pero siendo sinceros lo disfrute al máximo. Por un momento me sentí uno de esos campeones anónimos preparados para hacer esta prueba en 11 horas.

En el kilómetro 40 llegó mi primer momento de debilidad. Llegamos a la playa y pensaba que ese era un momento para pasarlo bien, pero lejos de ello me clavaba en la arena y no era capaz de avanzar. Por suerte en ese momento la cabeza aún funcionaba y decidí hidratarme y comer todo lo que pude para al salir de ese tramo poder correr.

En el kilómetro 43 ya estaba corriendo de nuevo y aunque aparecían las dificultades poco a poco me presentaba en el kilómetro 68 en décima posición. Sabía que era irreal que mis posibilidades estaban por debajo pero mis piernas respondían y la cabeza no fallaba. Todo era un sueño hasta ese momento, pero entonces empezó lo duro.

Un barranco nos acogía en los siguientes kilómetros y mis piernas empezaron a fallar. Un despiste propio de una persona sin experiencia como yo y una patada a una piedra suelta me ponían en serias dificultades. Lo primero por hacer un par de kilómetros de más, lo segundo por dejarme dos uñas bastante tocadas. Sinceramente pensé en todo y tuve ganas de dejarlo. Mucha gente me pasó por la cabeza. Pero tres en especial me hicieron seguir. Una mi abuela, ella lo sabe y sabe el porque. La otra creo que lo sabe pero no me atreveré a reconocérselo jamás y el último fue la razón principal de todo esto. El avituallamiento no aparecía pero cuando apreció me rehice y pensé en que quedaban menos de 30 km y que podía con todo, que no estaba ahí para marcharme a casa, que había mucho más que yo detrás de todo esto. En definitiva que ser egoísta e irme a casa no era una opción, que ser un cobarde era una opción en junio pero no ahora.

Una subida muy dura al Castro y un final bastante llevadero me llevaron a la meta. Con pocas fuerzas pero con una moral terrible y un disfrute muy superior al esperado. Perdí muchos puestos al final pero era algo más que previsible. Sin experiencia superior a una maratón y habiendo entrenado para 14 horas mi resultado fue 25º con 12 horas y media. No esperaba estar ni cerca pero tuve el día bueno cuando le tenía que tener. Tuve lo que se llama suerte.

En el camino me quedo con muchas más cosas que la carrera. La suerte de que David viniese de mochilero conmigo, increíble su trabajo y como realizó lo avituallamientos, no imagináis el tiempo ganado en cada uno de ellos. Suerte de la gente que corrió a mi lado cada metro, cada paso… Javier, Juan gente que no conocía de nada y que me transfirieron su experiencia como si me conociesen de toda la vida.

Pero en especial suerte por la gente que desde Langa, Valladolid y Barcelona me habéis hecho sentir especial en todo este camino. Habéis hecho que todo esto tenga sentido, que la causa con la asociación de esclerosis múltiple fuese posible y me empujasteis para avanzar esa hora y medie imprevista y esos 25 puestos impensables. De verdad graciasa todos los que habéis estado pendientes de esta locura, solo espero no haberos decepcionado.

Yo sigo en una nube y de verdad que jamás pensé en acabar tan arriba. Os debo una foto de la bici y una galería de fotos de ayer que imaginó me querréis poner cara, aunque no sea mi especialidad 😉

Patrocinadores y amigos, gracias por hacer posible que mi locura y la de la asociación sean menos locura.

GRACIAS DE CORAZÓN!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s